El Blog de Smart

Siguiendo las mejores prácticas en la planificación de la demanda,

previsión y optimización de inventario

At year’s end, we are often caught up in thinking and planning for the coming year. Did 2013 turn out the way you expected? Will 2014 be dramatically different? Are there other factors—things we are planning to do; things we think our competitors might do; outside forces like changing taste, demographics or economics—that might change the course of business in the coming year?

Most companies that do a formal forecast start out with a statistical projection of past sales patterns into the future. Your forecast model should detect and characterize any seasonality inherent in your markets and include that in the projection. But that’s just the first step.

The next thing to consider is product lifecycle. Nearly all products go through a predictable cycle of introduction, acceptance and growth, maturity (demand levels off) and finally decline to obsolescence. These cycles can be as short as weeks or as long as decades. Clothing fashions and consumer electronics would be on the shorter end of the scale, while products like plumbing fixtures and construction equipment would experience longer cycles. In specialized situations like bus fleet management, entire fleets may be replaced over defined transition periods. In any case, the demand forecast should be adjusted to reflect increasing or decreasing demand according to the product’s position in its lifecycle.

Now comes the hardest part—predicting the unpredictable. In general, the future is likely to look a lot like the recent past in a similarity to Newton’s first law of motion: a body in motion tends to stay in motion unless acted upon by an external force. But it’s those external forces that can send your carefully calculated forecast right into the gutter. A competitor might slash their prices to take away some of your market share. New technologies might obsolete your product before the end of its expected life span. Changing tastes or new regulations might stop sales in their tracks.

But good things might happen as well. You might be the one to slash prices or improve your product and take away a competitor’s business. Your product may catch the fancy of the market and sales will skyrocket. A competitor may abandon the business or go bankrupt, leaving you with more opportunity.

Should you plan for these kinds of things? Certainly, to the extent that you can. You may know when you’ll run promotions or phase in the next product line. But the future, by nature, is uncertain. History and your business knowledge of the past lay the foundation for your view of the future. Statistically-based tools can help you create a risk-adjusted forecast, with safety stock recommendations that correspond with the level of risk you are willing to take. Beyond this, your key to success is agility—the ability to adapt to changing conditions. Prepare the best forecast you can, build your plans around that forecast—then monitor sales and market conditions closely and continuously. Look for early warning that things may be going in a direction other than you predicted.

You must be willing to recognize and adapt to changing conditions—in other words, don’t fall in love with your forecast and ignore evidence that it may be wrong. Pride of authorship in this case can be deadly to the business.

It is also important to have contingency plans in place so you will be prepared to make the necessary changes to procurement, production and inventory to respond to the new estimate of demand. The best tools for this are the shortest possible lead times (both production and supplier), good supplier relationships and a clear view of the world and your markets.

Forecasting is difficult mainly because people know it is likely to be wrong and nobody likes to be publicly and visibly wrong. Nevertheless, a good forecast is necessary to position the resources necessary to satisfy customer demands. Just be open to the first signs of change and be prepared to react quickly and decisively.

Dave Turbide, CFPIM, CIRM, CSCP, CMfgE is a New Hampshire-based independent consultant and freelance writer. He can be reached via e-mail at dave at daveturbide dot com.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Amplíe Microsoft 365 BC y NAV con Smart IP&O

Amplíe Microsoft 365 BC y NAV con Smart IP&O

Microsoft 365 BC y NAV pueden administrar el reabastecimiento al sugerir qué pedir y cuándo a través de políticas de inventario basadas en puntos de reorden. El problema es que el sistema ERP requiere que el usuario especifique manualmente estos puntos de pedido y/o pronósticos. En este artículo, revisaremos la funcionalidad de pedidos de inventario en Microsoft BC & NAV, explicaremos sus limitaciones y resumiremos cómo reducir el inventario y minimizar los desabastecimientos proporcionando la sólida funcionalidad predictiva que falta en Dynamics 365.

Mensajes recientes

  • Mecánico barbudo maduro en uniforme examinando la máquina y reparándola en fábricaPlanificación de consumibles frente a piezas reparables
    Al decidir los parámetros correctos de almacenamiento de repuestos y piezas de repuesto, es importante distinguir entre piezas consumibles y reparables. Estas diferencias a menudo se pasan por alto por el software de planificación de inventario y pueden dar lugar a estimaciones incorrectas de lo que hay que almacenar. Se requieren diferentes enfoques al planificar consumibles frente a reparables. […]
  • Cuatro errores comunes al planificar los objetivos de reposiciónCuatro errores comunes al planificar los objetivos de reposición
    ¿Con qué frecuencia recalibra sus políticas de almacenamiento? ¿Por qué? Aprenda a evitar errores clave al planificar objetivos de reabastecimiento mediante la automatización del proceso, la recalibración de piezas, el uso de métodos de previsión de objetivos y la revisión de excepciones. […]
  • Smart Software se complace en presentar nuestra serie de seminarios web, ofrecidos exclusivamente para usuarios de Epicor.Amplíe el pronóstico y la planificación mínima/máxima de Epicor Kinetic con Smart IP&O
    Epicor Kinetic puede administrar el reabastecimiento al sugerir qué ordenar y cuándo a través de políticas de inventario basadas en puntos de reorden. El problema es que el sistema ERP requiere que el usuario especifique manualmente estos puntos de pedido o use un enfoque rudimentario de "regla general" basado en promedios diarios. En este artículo, revisaremos la funcionalidad de pedido de inventario en Epicor Kinetic, explicaremos sus limitaciones y resumiremos cómo reducir el inventario y minimizar los desabastecimientos al proporcionar la sólida funcionalidad predictiva que falta en Epicor. […]
  • Pronóstico basado en escenarios vs EcuacionesPronóstico basado en escenarios versus ecuaciones
    Tradicionalmente, el software ha servido como vehículo de entrega de ecuaciones. Esto está bien, hasta donde llega. Pero en Smart Software creemos que le iría mejor cambiando sus ecuaciones por escenarios. Descubra por qué la planificación basada en escenarios ayuda a los planificadores a gestionar mejor el riesgo y crear mejores resultados. […]
  • Amplíe Microsoft 365 BC y NAV con Smart IP&OAmplíe Microsoft 365 BC y NAV con Smart IP&O
    Microsoft 365 BC y NAV pueden administrar el reabastecimiento al sugerir qué pedir y cuándo a través de políticas de inventario basadas en puntos de reorden. El problema es que el sistema ERP requiere que el usuario especifique manualmente estos puntos de pedido y/o pronósticos. En este artículo, revisaremos la funcionalidad de pedidos de inventario en Microsoft BC & NAV, explicaremos sus limitaciones y resumiremos cómo reducir el inventario y minimizar los desabastecimientos proporcionando la sólida funcionalidad predictiva que falta en Dynamics 365. […]

    Optimización de inventario para fabricantes, distribuidores y MRO

    • Pedidos generales Software inteligente Demanda y planificación de inventario HDÓrdenes generales
      Nuestros clientes son grandes maestros que siempre nos han ayudado a cerrar la brecha entre la teoría de los libros de texto y la aplicación práctica. Un excelente ejemplo sucedió hace más de veinte años, cuando nos presentaron el fenómeno de la demanda intermitente, que es común entre las piezas de repuesto pero poco común entre los productos terminados administrados por nuestros clientes originales que trabajan en ventas y marketing. Esta revelación pronto llevó a nuestra posición preeminente como proveedores de software para la gestión de inventarios de piezas de repuesto. Nuestra última parte de la educación se refiere a las "órdenes generales". […]
    • Mano colocando piezas para construir una flechaPronóstico Probabilístico para Demanda Intermitente
      La nueva tecnología de pronóstico se deriva del pronóstico probabilístico, un método estadístico que pronostica con precisión tanto la demanda promedio de productos por período como los requisitos de inventario del nivel de servicio al cliente. […]
    • Ingeniería bajo pedido en Kratos Space: hacer que la disponibilidad de piezas sea una ventaja estratégica
      El grupo Kratos Space dentro del innovador en tecnología de seguridad nacional Kratos Defense & Security Solutions, Inc., produce el software COTS y los productos de componentes para las comunicaciones espaciales: hacer de la disponibilidad de piezas una ventaja estratégica […]
    • figuras-de-madera-de-personas-y-un-iman-equipo-gestion-almacen inventarioGestión del inventario de artículos promocionados
      En una publicación anterior, analicé uno de los problemas más espinosos que a veces enfrentan los planificadores de demanda: trabajar con datos de demanda de productos caracterizados por lo que los estadísticos llaman asimetría, una situación que puede requerir costosas inversiones en inventario. Este tipo de datos problemáticos se encuentran en varios escenarios diferentes. En al menos uno, la combinación de demanda intermitente y promociones de ventas muy efectivas, el problema se presta a una solución efectiva. […]